, ,

Limpieza y Mantenimiento

Los pavimentos cerámicos son una de las soluciones más utilizadas a la hora de resolver diferentes estancias, desde interiores y exteriores de viviendas hasta suelos de uso comercial, como supermercados, tiendas de moda, entre otras.

Se puede escoger el pavimento ideal para tu hogar, pudiendo elegir variadas estéticas (madera, piedra, mármol) y diferentes acabados (satinados, pulidos, mate) con los que conformar de personalidad propia los suelos de nuestras estancias.
El uso de materiales cerámicos cada vez más avanzados, de mayor resistencia y menor absorción, hace que sean necesarios adhesivos y materiales de rejuntado de mayores prestaciones y dureza.
Por eso es muy importante que el material puesto, quede como nuevo una vez terminada la obra y así presentar las características reales que posee. Para ellos habrá que eliminar los residuos que puedan presentarse en su superficie o en las mismas juntas.
También hay que conocer, que los restos de colocación no se suelen eliminar con los materiales convencionales de limpieza, si no que se deben utilizar materiales específicos de limpieza y mantenimiento de pavimentos cerámicos.
La limpieza post-obra de pavimentos cerámicos aparece regulada en la nueva norma UNE – EN 138002:2017 “Reglas generales para la ejecución de revestimientos con baldosas cerámicas por adherencia”, en su apartado 10 “Limpieza, protección, mantenimiento y sostenibilidad”, se aclara de manera muy concreta, que la persona que se encarga de la colocación de éste,debe entregar el suelo totalmente limpio, especificando que se un suelo se considera limpio cuando no se observe ninguna presencia de residuos de los materiales de colocación (cementos cola y rejuntados) y no haya sufrido ningún daño.
Desde Pavimentos Garrido presentamos los productos capaces de llevar a cabo esta limpieza y también su mantenimiento posterior:
Y además si queremos apreciar como utilizarlos, la marca FILA nos muestra como: